publicidad

24 de enero de 2012

Vanessa Paradis está hasta la pepitilla del coño y se le nota, tías!

Ante los insistente rumores sobre su divorcio de la Deep, la Paradis ha abierto la boca, en francés, que viene a ser poco porque el gabacho carece de vocales más allá de la "u" que yo sepa... ¿no?

"Me como 3 guisantes, estoy embarazada. Cuando visito una ciudad, me voy a comprar una casa. Me separo en invierno, me caso en verano. Llevo 15 años casándome cada año. Encima tengo que responder a todos esos rumores."
Vanessa Paradis, cantanta stresada y bocachancla.

A Vanessa y a mi nos gustan las cosas claras y el semen espeso y pajares, caries. Estas declaraciones vienen a confirmar las razones de su sonrisa partida, porque la mujer está muy ocupada para ir al dentista con tanto divorcio, matrimonio y especulación inmobiliaria, tías. Sufre el síndrome Marina D´or, también conocido como complejo Costa del Sol. Me caso, me divorcio, me llevo una comisión fraudulenta por alicatar un baño de lujo ilegal y Me Se olvida ir a mi cita en Vitaldent.

Ahora que compartir casa con la Deep debe ser un stress, porque el lápiz de ojos y el acondicionador aun no los venden en formato familiar que yo sepa, y ambas gastan como para arruinar a Urdangarin, caries. Yo un día compartí habitación con una Draq y terminamos tirándonos de los pelos. Yo acabé calva y con un kilo de pelo ecuatoriano en la mano, tías.

Vía | Dlisted

Haceos amig@s mi@s en Facebook y seguidme en Twitter, os lo digo como amiga, tías.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que sepas que me he reído con esta entrada como hacía tiempo que no lo hacía. A ver si te pasas más tiempo por aquí como antes, que se te echa de menos :)

Anita dijo...

Tu marida no te soportará, porque es lo que tiene el matrimonio, que lo jode todo, pero yo me sigo descojonando contigo jajajaaaaaa
Que no pasen otros 6 meses hasta que vuelvas a escribir ehhh?

Related Posts with Thumbnails

El mundo a mis pies