publicidad

7 de abril de 2009

Mis terrores favoritos: Tamara Falcó, tías!

Tamara Falcó, la fitipaldi de la Moraleja, es una digna hija de su madre. Chabeli, su hermanastra, sólo fue un prototipo, la versión 1.0. Ella ha sido y es la versión definitiva de la pija fea e insustancial que vaya usted a saber por qué, es perseguida por los paparazzis y cuyas declaraciones son comentadas aquí, allá y acullá como si fueran perlitas proferidas por el enésimo Castelar patrio, cuando lo que dice tiene menos interés que una cuenta vulgar y corrienta en la Caja Castilla La Mancha, tías.

Hija de su madre si; pero con lubricación extra en la lengua. Es a los pijos lo que Krugman a los neokeynesianos, una referencia ineludible. Nadie como ella viste el cashmere sobre los hombros, nadie como ella se mesa la melena, nadie realiza los giros idiomáticos de la tribu de la sinsorgueria como ella.

Luce el tartan y el maxibolso con la misma soltura que Paquirrín se jala un bocata de chopped, y si la ley del caos aceptara pestañas en vez de mariposas que baten sus alas, con el batir constante de sus pestañas en la Moraleja, los tifones serían un no parar al otro lado del mundo, que para ella cae por Parla o así, tías.

Como versión definitiva y a falta de actualizaciones que vengan a remendar fallitos operativos, su mayor debilidad la encontramos en el volante, frente al cual es un peligro constante. Tiene más peligro motorizada que Farruquito con Camarón a todo volumen en un BMW, tías, que digo, más peligro que Cruz Beckham en “Mira quién baila”, más que McGyver en Bricomania y que Jessica Simpson en el 50x15. Me quedo corta, queridas amigas; pero me se terminan las comparaciones.

Gracias a Dior conduce un Mini, si condujera un trailer blindado, la media de accidentes mortales de España se hubiera incrementado considerablemente, tías. La DGT hubiera pasado del “si bebes, no conduzcas” al “Si eres Tamara Falcó usa el transporte público” o en su defecto contrata un chofer...

Su Padre, Marqués de Gruñon, digo Griñon, es propietario de bodegas de postín; ella está orgullosa de su padre, aunque no sabe si bodega se escribe con “b” o con “v”, pecata minuta, o pegata viruta, que de igual que da lo mismo, jo tías, porque ella no necesita de reglas gramaticales, que para leer el hola no hace falta ir más allá de las fotos y los titulares.

La chavala tiene futuro; aunque no sea capaz de descifrar las instrucciones de montaje de una caja de cartón del ikea, así que no esperéis que os devuelva las llamadas, con suerte sabrá en que bolso guarda el móvil, pero no creo que sea capaz de encenderlo, tías. Por esto y más, es probable que se convierta en la sucesora de su santa madre, que como todos sabéis se dedica a... no se, tías, bueno, da igual, se dedica a nada, y el que nada no se ahoga; aunque corre peligro, claro que las prótesis pomulares de silicona y el restylane flotan, lo que sin duda ayudaría a mantenerla a flote. Creo que me estoy haciendo la picha un lío con el hilo del tampax, caries, aunque llegados a esta altura del post estoy seguro que seréis tres los que habéis continuado leyendo después del tercer párrafo, asín que corramos un estúpido velo.

No queríais vacuidad... pues taza y media, “ijasdelagranputa”!

Haceos amig@s mi@s en Facebook y seguidme en Twitter, os lo digo como amiga, tías.

4 comentarios:

José dijo...

Este chica me cae realmente mal. Una vez, por casualidad - y no es que me quiera poner santo - la vi en una entrevista con Ana Rosa Quintana, y dijo, textualmente: " Si, si que trabajé un tiempo, haciendo practicas en una empresa de mi padre y HASTA tenía que poner yo la cafetera" (sic).

Dani dijo...

Que tontuna la pobra!

Anónimo dijo...

acabo de descubrir tu blog y me encanta!!! jajaja
no se quien es esta perra pero no importa, adoré la comparación con St. Krugman
saludos desde MX!!!

Anónimo dijo...

Espero que los otros dos opinen como yo... no sé si con este post has tocado fondo o techo en lo que a vacuidad se refiere.

Related Posts with Thumbnails

El mundo a mis pies